CONCURSOS POÉTICOS

19.09.2020

GANADORES FUSIÓN ALMAS EN VERSOS 1ER RETO

Vive, sin huir

Ya deja de sentir que el mundo está varado,
en una encrucijada, paralelo
a la paz.
Deja de escanear la cronología
de los hechos
centrándote en los colores oscuros
de la verdad.

No digas más, que la esperanza
ya no vale,
que es efímera, en estos tiempos
que transcurren.
Mira hacia delante, lo que la vida
te aguarda.
Olvida tu ambición, que al encierro recurre.

Si del caos, un segundo, desviaras la mirada,
adyacente, a la parsimonia divisarías.
Volátil, cada vez que no es prioridad, la calma
aun, alborozada, brindará claridad
a tus días.

Tu entorno no veas más, con ojos delicados,
una noche sin estrellas, o el fin
de una hoja al viento.
Vive, sin huir, la luz que Dios te ha dado,
recibe la serenidad que aplacará
tu tormento.

Autores: BrisaHys - chicoazul26  

UNA PESADILLA REAL

Un ambiente volátil, un mundo encrucijado;
donde la calma es efímera y retorcido el caos,
cuya cronología fue alterada y un nuevo curso trazado,
además que en sus noches la luz de la festividad fue apagado.

Una realidad tan delicada, donde el encierro abre las puertas de la mente
y deja manifestantes los deseos y las pasiones nunca deseados en lo consciente,
donde la locura se encuentra adyacente a la puerta de mi cordura,
cuya paz fue hollada y su seguridad asaltada.

La esperanza de una nueva normalidad es la ambición que sacude la personalidad de cada persona,
cuyo color, día a día, parece palidecer y pronta a caer;
tratando de huir o de encontrar una solución que le dé fin a lo que pareciera una eterna agonía,
donde el tiempo pareciera haberse parado o, inclusive, muerto.

Ahora la vida pareciera estar escondida o se hubiera esfumado a un mundo paralelo
en donde el dolor no resquebraja
el alma y destruye el ser,
en el cual la cotidianidad estaría sin sobresaltos y se llevaría con parsimonia,
dándole fin al anuncio de una tragedia que nunca pasó allá.

Autores: Poemasdelalma2 y Charlie_h758 

PANDEMIA

Se que pasamos por lúgubres noches de espasmos y dolor,
que la esperanza fenece y colapsa
el color,
que pensamos en huir de este delirante mundo,
salir de este infernal encierro
y renacer en un micro segundo.

Hoy la vida acontece en el caos
de esta encrucijada
donde la cronología de las estacionesha quedado pausada
donde la paz y la luz son nuestra mayor ambición,
y la parsimoniacede el paso
a la cruel desesperación.

De la noche a la mañana el tiempo dejó de ser solo eso,
y con ello se tamizó nuestro efímero recuerdo,
los días pasaron en caos en una vil isocronía,
dejando atrás lo volátil de la humanidad y su armonía.

Los caminos paralelos hoy se tornan adyacentes,
las uniones de naciones se volvieron más frecuentes
con afán de poner fin a este estado dedicado
y ganar la libertad que tanto hemos anhelado.

Autores: Mario_Alberto_Beas y Leticia11GE  

"LUCIÉRNAGAS DE ESPERANZA"

El fin está cerca, puedo sentirlo,
es tan delicado como mis ojos de cristal, en una encrucijada me encuentro,
en donde no existe un color
y aunque destile parsimonia, dentro de este mundo paralelo hay un caos que me aterra.

Huir, no hace falta,
sé que la esperanza florecerá,
el viento me lo dijo;

"ella fluirá poco a poco,
como el río y sus efímeros adyacentes".

Un encierro de matices,
de pensamientos y emociones,
que yerguen volátiles,
como nuestras ambiciones,
en el destello de nuestra esencia,
en los efluvios del tiempo
que citan encuentros internos.

Pero la cronología es versátil y surge del yugo una llama,
cual luciérnaga intermitente
en una noche estrellada,
sobre la luz que apunta a la Luna, sobre senderos que encienden
el alma,

resbalando las delicadas hojas
del otoño,
abriendo camino a un nuevo comienzo, donde la paz ha resurgido en el firmamento,y el capullo de vida ha brotado de nuevo.

Autores: Poeticacordis - RaiDutra 

Absoluta Melancolía

La encrucijada de un mundo delicado,
asolado y volátil por el fin de una era,
efímero es el tiempo;
cronología del caos mortuorio,
ante la vida que nos rodea,
exorcismo adyacentes del encierro vil y sempiterno, con esperanza de un mañana.

Oscuras son las noches,
paralelo de la ambición
crepuscular que anhela huir del caos,
reverdecer cómo las raíces añorando la luz, parsimonia del alma deseosa de paz.

Al conticinio de la noche
los corazones acalorados,
los amados, los de antaño,
se iluminan con estas palabras;
con la resiliencia de un mundo
mirífico.

El color del ocaso al acmé del día,
se vuelve el inicio y el fin
de un descenso.
La soledad flébil;
cambia y se vuelve recia.

Autores: Hovurus - merjro

¡Oscuridad en tiempos de pandemia!

Siguiendo la difícil cronología
ya con las gotas de esperanza acabándose,
deshaciendo de a pedazos
la encrucijada
para detener la ambición del tiempo.

Mundo delicado rodeado de caos,
causado por una humanidad volátil,
que se rehúsa a un encierro sin color,
repleto de monotonía al no tener donde huir.

Los días crueles pasaron a ser efímeros por las noches,
la vida dejó de tener paz deshaciéndose en fragmentos,
como pétalos de rosas que llegan
a su fin,
al arder en el infierno.

Mientras la luz se va apagando
y la humanidad,
ya sin suspiros, deja las gotas
de muerte sobre la tierra,

queriendo estar sin una pandemia adyacente,
en un mundo paralelo con una vida más parsimonia.

Autores: MrsOceanMaster y Joseph_Leonel_Garcia

GANADORES FUSIÓN ALMAS EN VEROS RETO 2 ANTAGONISTAS

Mortecino encierro.

Olor a cigotos dañados, provienen de un pantanal cercano,

cuyas rosas neutralizan con su aroma.

Las flores opacan los lúgubres colores del pantano,

ambiente que cobra vida a una muerte en coma.

En un lugar adimensional se encuentra un ser espectral,

que con largas y afiladas garras colecciona diáfanas polillas.

Las mantiene encarceladas, en celdas sucias y corroídas,

mientras las contempla con satisfacción y algarabía.

Sus prisioneros, melancólicos, en el proscenio del presente,

esperan no ser dañados por el ser repugnante.

Noche sin luna, luciérnagas iluminan su libertad, ausente

como aquel, escena de embalsamados hechos por el andante.

Cerca del amanecer, otra polilla fue apresada,

al ser hallada revoloteando por las flores del pantano.

El ser espectral, de garras afiladas,

la percibió osada, como un sórdido gusano.

El paisaje ensuciaba con su falta de belleza,

él sintió que era mejor conservarla en cautiverio.

Con sus rugosas manos, la manejó sin delicadeza,

mientras buscaba un bisturí para mutilar su vuelo.

¿Qué hizo la polilla? Más que no nacer hermosa.

Con pinzas de relojero sus alas se desglosan,

el filo de un alfiler, su tórax atraviesa.

Creyó que le esperaba el fin de una mariposa,

pero ser disecada, no era algo que merezca.

En un lugar sin luz, despertó la polilla.

En celdas herrumbrosas, eran todas como ella:

sin alas, sin patas, desechos de la vida.

Seres sin libertad, por no poseer belleza.

Autores: BrisaHys Joseph_Leonel_Garcia Mario_Alberto_Beas

Los inmortales

Primordial suspiro del naciente querubín,
ajeno al ultimátum de la vida,
incorruptible soñador de pies descalzos,
caminante errante de mejillas lozanas.

Ignorante del tiempo, juega con indiferencia
ante el emisario invisible de cadavérica mirada,
pues el niño es inmortal, adalid de su mundo,
gorrión temporal que danza en la eternidad.

Como la parsimonia de un ensueño,
el joven olvida los relojes,
aborrece el caos en sus manecillas fúnebres,
pues sabe que el futuro es distante,
y el pasado una quimera.

Contemporánea epopeya, anhelo precioso
de los elegidos, que sin prisa ni demora,
corren sobre el mar de sus antepasados,
avanzando entre sonrisas destellantes,
al reinicio del principio.

Siendo la vida solo una línea frágil del tiempo, sus almas moran inmutables,
mientras la tiranía del tiempo rehúye de ellos,
pues solo quieren vagar por los rincones, de sus idilios sinfín.

Y son aquellos serafines de brillantes sonrisas
ignorantes de lo efímero del tiempo,
simples espectadores silentes de un mundo lacerado por el flagelo temporal, que danza en la oscuridad,
anhelando encontrarlos próximamente.

Pues no son los primeros, tampoco los últimos
en recorrer ese paraje empíreo,
donde transitan los recién nacidos, los inmortales.

Autores: Hovurus chicoazul26 Poemasdelalma2 

Peón... 

En el cruel tablero de su mundo,

la luz toma vuelo desde el horizonte.

Se posa ostentosa en los cuadros de sus límites,

y anuncia su batalla, tras colinas y trotes.

El peón, culpable de inútil valentía,

prepara su marcha en busca de victoria.

Su mayor impulso ha sido verla, antes,

entre el alfil y el Rey tratada como escoria.

Cómo anhela ser una majestuosa pieza,

de esas, que el valor y el respeto han olvidado.

Su deseo es llegar a la última línea,

coronarse y confesarle el amor que siempre ha ocultado.

No se deja doblegar por sus adversarios,

sombras proyectadas desde la distancia.

Un gran obstáculo a su cometido presentan,

mas su gallardía es su arma de importancia.

-¡Peón marchaos! ¡Marchaos ya! -exclama un rey con gran ego.

Últimos peones salen a reforzar a los pioneros.

Varios van cayendo, pieza tras pieza de ambos lados del juego:

Torres, alfiles y caballos, al rescate de los primeros.

Batalla de dioses con gran inteligencia,

campo de guerra, olor a valor y muerte.

Locura total a quien no tenga paciencia,

paso tras paso, uno por uno va a su suerte.

Peón enamorado, se convirtió en sobreviviente,

amor por la reina, solo a un paso del destino.

Leyendas cayeron, y él seguía entre los valientes.

¡Jaque mate! Se escucha, amenaza que arruinaría el reino.

-¡Protejan a la reina! -clama el rey.

Mientras el último alfil responde:

-Lamentó decirle su majestad,

que es usted el que debemos proteger.

Los escaques ya no son blancos ni negros,

el campo de batalla se tiñe de un rojo intenso.

Todo el lugar es un pandemónium,

un sitio fúnebre y misterioso.

El peón, obedece al Rey, intenta llegar a ella,

que a sus ojos se veía como una hermosa centella.

El deseo de expresar su amor es lo que lo impulsa a seguir,

en esta batalla dónde no hay más que ganar o morir.

Hipnotizado por rescatarla nunca se percata,

que un alfil está a escasa distancia,

y en el último instante se interpone entre la reina,

es lo más pletórico que ha experimentado en su existencia.

-¡Oh reina mía! Siempre te he amado en silencio...

Sus palabras quedan en el aire.

El mortífero alfil arremete contra él,

el desdichado peón cae irremediable.

En esta ruin contienda sin leyes, solo coraje.

La reina abatida va a su encuentro,

observa la sangre escurrir por su cuerpo,

entre sollozos y con el corazón en la mano,

el peón expira su último aliento sin reparo.

El cruento juego había terminado,

el Jaque Mate estaba trazado.

La reina toma al peón con más fuerza,

y le susurra con delicadeza:

-Yo también te he amado en silencio bajo las estrellas...

Autores: BrisaHys Joseph_Leonel_Garcia Mario_Alberto_Beas